El ser humano vive bajo la  influencia de un determinado planeta de acuerdo a la edad en que Úl se encuentre. Por medio de la alquimia es posible transmutar esa influencia dentro de cada uno.